Crítica “Your Name”


La búsqueda de algo significativo en el tiempo. Ese es uno de los temas principales manejados por “Your Name”, una extraordinaria película de anime, dirigida y escrita por Makoto Shinkai. Visualmente espectacular y temáticamente rica, se trata de una historia que hubiera podido ser contada con actores de carne y hueso, pero que al ser presentada en formato de anime, gana una cualidad melancólica e hipnotizante que ni el mejor director de fotografía sería capaz de desarrollar con imágenes de acción en vivo. Le tengo mucho miedo al remake de J.J. Abrams que fue anunciado hace unas semanas.

La premisa suena como algo previsible y potencialmente cursi, pero es desarrollada de tal manera, con giros narrativos inesperados y toques de cultura japonesa intrigantes, que nunca se torna en un producto estereotípico o aburrido. Nuestros protagonistas son Mitsuha (Mone Kamishiraishi) y Taki (Ryunosuke Kamiki), una chica y un chico, respectivamente; adolescentes comunes y corrientes que tienen que lidiar con problemas típicos de chicos de su edad todos los días.

Una mañana, sin embargo, Taki se despierta para darse cuenta que tiene senos… y que se ha metido en el cuerpo de Mitsuha. Al día siguiente, se despierta en su propio cuerpo y con pocos recuerdos del día anterior. Y lógicamente, lo mismo le pasa a Mitsuha. Solo se dan cuenta de lo que está sucediendo debido a los comentarios de sus amigos, y eventualmente, a notas que se dejan en sus celulares, o incluso escritas en sus cuerpos con plumón. De esta manera, poco a poco van enamorándose, pero es cuando la película decide mostrar que el intercambio de cuerpos se detiene repentinamente, que se convierte en algo más interesante. No pienso revelar muchos detalles; solo mencionaré que involucra a un meteorito, un ritual en un lugar sagrado, y un tipo especial de sake.

Inicialmente, “Your Name” parece ser el tipo de filme que manejará la premisa del intercambio de cuerpos de manera cómica y poco original, pero felizmente ese no es el caso. La cinta no está interesada en los detalles de esta ocurrencia; sí, juega un poco con las reacciones de sus protagonistas (a Taki le encanta tocarse los senos cuando está en el cuerpo de Mitsuha), y con la manera en que sus amigos y familiares se dan cuenta que están cambiando. Pero ese no es el foco de la trama. “Your Name” prefiere contar una historia de amor inocente, de la búsqueda de algo significativo en la vida, y de la manera en que el tiempo se puede entrecruzar, como los hilos que la abuela de Mitsuha teje como parte de sus tradiciones.

Es debido a todo este contenido temático que “Your Name” mantiene un tono sorprendentemente nostálgico. Debo admitir que por momentos me hizo añorar mis tiempos de adolescencia, aquella etapa en la vida en donde el amor es un poco más inocente, en la que uno no sabe cómo actuar cuando sale en citas, y tiene toda la vida por delante. Cualquiera se puede relacionar con los problemas que Mitsuha y Taki tienen que enfrentar; ella odia cuando pasa vergüenza frente a sus compañeros de colegio, por ejemplo, y él no sabe qué hacer con su vida una vez que sale del colegio. Los protagonistas, a pesar de involucrarse en una situación casi sobrenatural, no son especiales sin súperpoderosos; son chicos normales con intereses y preocupaciones normales.

Además, incluso las escenas más ligeras son manejadas con cuidado y evitando clichés. Uno jamás siente, por ejemplo, que los protagonistas reaccionan de manera caricaturesca a los cambios de cuerpo. El cambio de sexo, por ejemplo, no es tratado de manera anticuada o exagerada, mostrando las diferencias entre hombres y mujeres (¡oh, ella ahora tiene que jugar deportes, o él ahora tiene que actuar como chica con sus amigas!) como lo haría una sit-com de los años setenta. Uno realmente siente que está viendo personas reales reaccionando de manera verosímil a una situación extraña, lo cual ya de por sí es difícil de lograr en una película de acción en vivo, e incluso más en una de animación.

Por otro lado, no hace falta decir que “Your Name” es una de las cintas más visualmente impactantes que haya visto en mucho tiempo. La calidad de la animación, diseño de personajes y fondos es altísima, realmente bella. El filme está editado y estructurado como si fuese una película grabada; juegan mucho con los cambios de foco, con los planos macro y con los fondos desenfocados, tanto así que uno incluso puede detectar qué planos hubieran sido filmados con qué lentes. Se trata de un trabajo visual verdaderamente espectacular, y lo mejor es que no interfiere en la historia. Más bien, el “look” tan bello y evocador contribuye al desarrollo de la trama, inyectándole una atmósfera palpable de nostalgia. “Your Name” propone que uno puede encontrar belleza, y con suerte, a aquella persona o lugar o situación que está buscando, tanto en el campo (el pueblo de Mitsuha) como en la ciudad (Tokio).

“Your Name” es una de las pocas películas animadas que realmente logran desarrollar de manera muy humana a sus personajes, introduciéndolos en una situación extraordinaria para desatar una reacción emocional en su público. El filme presenta un par de giros narrativos que resultan ser verdaderamente chocantes, y que demuestran que en este mundo sí existen las consecuencias, muchas de estas bastante graves. Sin embargo, “Your Name” jamás se torna en un ejercicio de melodrama exagerado; la película no le tiene miedo a las emociones fuertes —honestas, creíbles—, pero tiene suficientes momentos de ligereza (y algunos verdaderamente hilarantes) como para manejar un buen balance entre lo divertido y lo emotivo.

“Your Name” es de las mejores cintas animadas que jamás haya visto, un filme visualmente hermoso, mágico incluso (la manera en que juegan con la luz que le cae a los personajes y a los escenarios me dejó con la boca abierta), que sin embargo jamás deja que la calidad de su animación se interponga con la historia que está tratando de contar. El comienzo de la película es algo accidentado, pero poco a poco se va convirtiendo en algo especial, para concluir con un desenlace muy conmovedor, pero a la vez esperanzador. Por favor aprovechen que sucedió el milagro y se estrenó “Your Name” en algunos cines de Lima; realmente vale la pena verse en la pantalla grande.

Crítica de Sebastián Zavala Kahn
Asistente de dirección y crítico de cine. Bachiller en Comunicación Audiovisual por la PUCP, miembro de la APRECI —Asociación de Prensa Cinematográfica—, y crítico oficial de Rottentomatoes.com y Tomatazos.com. Integra el staff de la revista MasGamers, las webs de Nintendo Pe y Fans de Zelda Perú, y el portal web Cinencuentro. Adicionalmente, es YouTuber para el canal Aprieta Start, escribe para el blog de la Agenda Cultural En Lima, el blog de Multicines Cinestar, y formó parte del staff de prensa del 18 Festival de Cine de Lima. También trabaja como fotógrafo para Star Wars Fan Club Perú. Desde enero del 2012 publica críticas y comentarios de cine en el blog Proyectando Ideas. Cofundador y editor en FotografíaCalato.com, y coautor del libro sobre videojuegos Videogames You Will Never Play, del colectivo Unseen64.

Web: www.sebastianzavala.com
Twitter: @sebastianzavala

 

Comentarios

comentarios